¿Flato? No, gracias 

No es la primera vez que me pasa. Empiezo a correr y al poco tiempo de estar rodando siento una especie de punzada en el estómago, como si me estuvieran dando un pellizco desde dentro. Flato, “acumulación molesta de gases en el tubo digestivo, a veces de origen patológico” según la Real Academia Española. Pues eso, molestias que pueden incluso llevarte a tener que parar el entrenamiento para solucionarlo.

Esta noche me ha vuelto a suceder, ha hecho aparición ese dolorcillo, leve pero continuo, y he pensado… ¿Qué es exactamente? ¿Cómo se genera el flato? ¿Hay forma de evitarlo? ¿Y de qué manera ponerle remedio sin tener que dejar la carrera? A todas estas preguntas he intentado darME respuesta vía Google y esto es lo que he sacado en claro:

  1. ¿Qué es exactamente el flato? Es un dolor que se siente entre el diafragma, el pecho y el abdomen. Suele aparecer normalmente en actividades físicas que implican correr.
  2. ¿Cómo se genera? Existen varias teorías. Mi objetivo no es tanto encontrar el porqué sino el cómo solucionarlo. Una de las explicaciones parece ser que es el que los ligamentos que unen el estómago con el diafragma tiran hacia abajo por las oscilaciones propias del correr y es ahí cuando se produce el dolor. Otra versa sobre la regulación del flujo sanguíneo cuando practicamos deporte, pues la sangre se dirige hacia los músculos implicados en el movimiento y eso restringe la sangre en el diafragma, ocasionando fatiga y dolor.
  3. ¿Es posible evitar su aparición? Fundamental es respirar de manera uniforme y acorde al ritmo que corresponda a nuestra forma física, evitando quedarnos sin aliento; evitar entrenar si no hemos hecho aún la digestión, pues estando el estomago pesado es más probable que aparezca el falto. Pues eso… ¡No, gracias! Recomiendan también fortalecer la zona media del cuerpo, tanto abdominales como la parte de la espalda; finalmente, si eres de los que bebes cuando entrenas, hacerlo en sorbos muy breves y bajando el ritmo e incluso parando un momento.
  4. ¿Hay manera de ponerle remedio sin tener que parar? Lo primero es bajar el ritmo o caminar hasta que la molestia desaparezca; presionar con la mano la zona que duele, respirando con fuerza varias veces; volver a respirar con normalidad, espirando e inspirando de forma correcta; si vas cuesta arriba, inclinar un poco el peso hacia adelante y no arquear la espalda hacia detrás.

Fuentes: Palabra de Runner, Vitónica, Womens Health.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s