Cualquier excusa es buena para no correr hoy (o mañana o pasado…)

Otro día que he vencido a la pereza –mi cuarto entrenamiento de esta semana!!!–y a los… ¿tres? ¿cuatro? ¿cinco? motivos que me he conseguido inventar para decir ‘uy, hoy no puedo salir a correr. Ya iré mañana’. Y es que, a ver, en esto del deporte siempre han razones para quedarse en el sofá. Que de películas podemos llegar a montarnos para dejar para mañana lo que deberíamos hacer hoy.

Excusas hay muchísimas, la verdad, pero probablemente las que os reseño a continuación sean de las más utilizadas. Echadle un vistazo y os animo a contarme bien vía comentario en el post o por redes sociales (mi cuenta de Twitter es @maria_sanchez81) qué clase de mentiras os habéis dicho a vosotros mismos –¡ojo al dato!– para no poneros la ropa deportiva, las zapatillas y salir a darlo todo.

  1. Hoy hace demasiado calor… Esto si es verano, claro. Y es que, desde luego, ¿a quién se le ocurre siquiera plantearse dar zancadas por las calles a las cinco de la tarde en pleno mes de agosto? Venga, en serio. Si hay intención y eres mínimamente previsor, en la temporada estival optarás por el entreno a primera hora de la mañana o al atardecer, con la caída del sol. Cuando te planteas esto del running a las doce, la una o a las cinco o las seis es que tu idea no es otra que… ¡Encontrar una buena excusa para no mover el culo!
  2. Hace demasiado frío… En invierno, obvio. Sucede algo parecido a lo anterior. Salir de la cama a las siete de la mañana en diciembre o enero solo puede llevarte a una cosa, a ir al baño, lavarte la cara, desayunar y, si puedes, volverte al catre. Igualmente eso de planificar correr a las 10 de la noche, después de un largo día de trabajo y con temperaturas nada agradables… ¡Excusa al canto! Adapta el horario de los entrenamientos a la época del año en la que estemos en la medida de tus posibilidades. Todo lo demás son inventos para practicar ‘tumbing’ en lugar de ‘running’.
  3. No tengo tiempo. Qué tendrán las horas, los minutos y los segundos que son culpables de prácticamente todo lo que nos pasa en esta vida… o más bien de aquello que no dejamos que suceda. Cualquier persona puede sacar al menos media hora de su día o en jornadas alternas para ir a hacer unos kilómetros. Quien diga lo contrario… ¡Excusa!
  4. Mañana iré. Si de verdad mañana hiciéramos todo lo que hemos decidido empezar o retomar probablemente sí que podríamos exclamar el punto 3, eso de ‘no tengo tiempo’, pero es que no puede ser. No. Deberíamos ser conscientes de que, en general, eso de dejar las cosas para otro momento no es más que una forma de posponer algo que no tenemos la más mínima intención de llevar a cabo. Cuando te sueltes a ti mismo esa frase delante del espejo, mírate bien a los ojos y reconócelo, que no, que lo de mañana será para pasado mañana y así sucesivamente…
  5. El lunes empiezo. Bueno, esta es un ‘must’ de las excusas inventadas ‘best sellers’ del momento, ahora que en septiembre queremos apuntarnos al gimnasio. Es similar a ‘me pongo a dieta en enero’, ‘me apuntaré a inglés tras el verano’, etc. Lo de ponerte manos a la obra el primer día de la semana nos motiva. Total, estamos a martes o a miércoles y aún nos quedan unos cinco días de vagueo continuo. Amigos, hay que arrancar aquí y ahora porque al final solo conseguimos estirar el chicle y en ocasiones eso desemboca en no actuar nunca jamás.
  6. Imprevistos (un poco previstos). Si pensamos es más que probable que encontremos alguna razón, por pequeña que sea, para decir eso de ‘hoy no puedo ir a correr’. Que me lo digan a mi, que llevo luchando con este punto 6 desde el viernes, pero superándolo, todo hay que decirlo. Empezando el fin de semana me decía que como me había saltado la dieta qué más daba esa noche no salir a trotar un poco. Sí que importa, María, claro que sí. ¿Hoy? ¿Esta tarde? Resulta que mis padres me han dejado a cargo de su perro, que ladra cuando lo dejamos solo. ¿Qué van a decir los vecinos? Mejor me quedo con él y no me separo ni una hora para hacer mis 45′ que me tocaban del planning. (La verdad es que me siento muy orgullosa de mi misma por haber dado una patada tanto al primer ‘invento’ como al segundo.)
Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s